Los riesgos para la salud en las carreras de larga distancia.
Se piensa que si un individuo es joven y está sano puede entrenar y prepararse para correr una carrera de 42 kilómetros. La mayoría de las muertes en maratones ocurren debido a problemas subyacentes del corazón.
Pero la muerte de una mujer de 30 años que participaba en el maratón de Londres ha puesto de manifiesto la enorme presión que este tipo de carreras de larga distancia ejerce en el organismo. Una buena preparación puede evitar muchas lesiones. La mayoría de las lesiones que ocurren durante estas carreras involucran heridas leves, como esguinces o torceduras. En realidad, el mayor problema para los maratonistas es la deshidratación. En una carrera de larga distancia durante un día caliente y húmedo pueden perderse hasta cuatro litros de fluidos con el sudor y exhalación.
Por eso es importante para los corredores mantenerse bien hidratados.
Riesgo al corazón
Desde que el maratón de Londres comenzó a realizarse en 1981 han muerto 11 personas, incluida la joven de 30 años -la primera mujer que muere- que se colapsó cerca de la meta este año.
El profesor Sanjay Sharma, director médico para el maratón de Londres 2012, explica que siete de estas muertes han sido vinculadas a trastornos del corazón, como ateroesclerosis (estrechamiento de las arterias) o problemas congénitos en el músculo cardíaco.
"Hasta ahora las muertes habían ocurrido sólo en hombres", explica a la BBC el profesor Sharma.
"Todos tenían más de 40 años y de los siete cuyas muertes fueron vinculadas a problemas cardíacos, cinco tenían signos de enfermedad de las arterias coronarias".
"Dos tenían un trastorno llamado cardiomiopatía hipertrópica, un problema que afecta la estructura del corazón", agrega.
"Yo estaba presente cuando sufrió el paro cardíaco y me afectó mucho. Porque ver morir a una joven de 30 años una atleta extraordinariamente y  no es normal. Estas muertes son extremadamente raras"
Otro hombre murió debido al consumo excesivo de agua, un trastorno llamado hiponatremia asociada al ejercicio y dos fallecieron por una hemorragia cerebral.
El profesor Sharma explica que "todavía estamos esperando los resultados de la autopsía de la joven, pero es probable que su muerte se deba a un problema del corazón".
Eventos raros
Una investigación llevada a cabo en Estados Unidos que involucró a casi 11 millones de corredores que habían participado en maratones y medios maratones entre 2000 y 2010 encontró los mismos resultados.
Durante ese período, 59 corredores sufrieron un paro cardíaco y 42 murieron.
Esto es el equivalente a una muerte por cada 259.000 participantes.
Y la mayoría de las víctimas tenían problemas cardíacos subyacentes o enfermedad del corazón.
Los expertos recomiendan que si usted tiene o ha tenido algún problema de salud consulte a su médico si está planeando participar en una carrera.
Y una vez que ha comenzado a entrenar comience a incrementar las distancias gradualmente para evitar agotamiento. Y combine los días de trayectos de larga distancia con días de entrenamiento ligero y descanso para que el cuerpo pueda recuperarse.
Lo principal, señalan los expertos, es que si usted se siente mal o piensa que no puede completar una distancia larga suspenda el entrenamiento y consulte a su médico.
Tal como explica Judy O'Sullivan de la Fundación Británica del Corazón, "eventos como el maratón presentan un desafío físico enorme, así que es importante entrenar antes y asegurarse de que desarrolla su rendimiento gradualmente y con seguridad".
"El día del evento recuerde realizar ejercicios de calentamiento, marque su propio ritmo y descanse si siente dolor o incomodidad".
"Desafortunadamente, en circunstancias muy raras algunas personas experimentan complicaciones imprevistas, a menudo vinculadas a trastornos preexistentes".
"Pero para la gran mayoría de la gente los beneficios para la salud que ofrece el ejercicio superan a los riesgos", agrega la experta.

Comentarios