Uniformes dentales contaminado por bacterias




Contaminación microbiana cruzada en odontología se entiende bien. Mirando el entorno en el que la mayoría de los dentistas realizan actividades rutinarias, varias fuentes de contaminación a menudo se pasan  por alto, incluyendo la limpieza y esterilización de habitaciones entre los pacientes, el uso de batas dentales fuera de la clínica, y manoseos de artículos no esenciales con guante puestos

En concreto, los estudios muestran que el uso de instrumentos de alta velocidad de rotación en los procedimientos dentales pueden crear aerosoles microbianos,   arrojan saliva llena de microbios en el aire hasta 1,5 metros. Los estudios muestran otras posibles fuentes de contaminación cruzada aún cuando las prácticas asépticas están debidamente observadas, incluyen el procedimiento de pulido para dentaduras completas,  uso de eyectores de saliva  y cirugía dental


Ests salpicaduras inevitables  contribuyen a la contaminación cruzada en las consultas dentales. Cuando se está usando la pieza de mano, piensas que todo está contenido en esta área. Pero debido a que está utilizando alta presión, la cobertura puede extenderse salvajemente, con partículas de todo ropa, herramientas y otros equipos. "

Para combatir esto, algunos consultorios utilizan   aerosoles anti-microbianos, muchas medidas se suelen tomar  para reducir la carga biológica  como la  monitorización frecuente de puertas para evitar   que los trabajadores dentales toqen o mas bien contaminen en una habitación durante un tratamiento, el cumplimiento de la higiene de lavado adecuado  de  manos,  barreras de protección desechables y el uso de liquidos antimicrobianos  y batas de laboratorio.


La acumulación de carga biológica en el ambiente dental puede contribuir a la contaminación cruzada, lo que puede conducir a la propagación de la enfermedad entre los trabajadores dentales y los pacientes. Enfermedades comúnmente transferidos incluyen el VIH, la hepatitis B, tuberculosis pulmonar, la sífilis y influenza. De hecho, un estudio realizado en Florida mostró que el 6,7% de los dentistas y el 21% de los cirujanos orales son positivos para la hepatitis viral. De acuerdo con el CDC (Centers for Disease Control and Prevention) , la hepatitis viral en la población general de EE.UU. oscila entre poco más del 1%   de la hepatitis C y  poco más del 6% para la hepatitis B. Los mayores riesgos parecen estar relacionados con la omisión de medidas preventivas en el tratamiento de  pacientes de  alto riesgo como las drogas que se usan de manera ilícita.

Otro estudio destaca el hecho de que en las zonas donde la tuberculosis (TB) está muy extendida,  el 13% de los dentistas están infectadas. Según la Organización Mundial de la Salud, aproximadamente el 30% de la población mundial está infectada con TB. Particularmente problemático para las clínicas dentales es el hecho de que los bacilos de la tuberculosis son bacterias resistentes que se propagan a través de aerosoles, y pueden permanecer en las superficies durante períodos prolongados de tiempo.

"Trata a cada paciente como si fueran portadores", . "No todos los pacientes describen que están enfermos o están infectados con hepatitis B o el VIH, y algunos pacientes no saben que están infectadas." recomiendan La Dra. Olivia Marín S.

Las superficies dentro del entorno clínico dental puede también ser un factor en la contaminación cruzada. Muchas superficies duras en las clínicas con frecuencia se desinfectan o son revestidos de plástico que son barreras reemplazables  para reducir la carga biológica. Pero la contaminación microbiana que se acumula en las superficies blandas como delantales y batas médicas a menudo se pasa por alto.

En el ámbito hospitalario, la investigación ha demostrado que estos tejidos pueden estar contaminados por largos períodos de tiempo con Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (MRSA) y el enterococo resistente a vancomicina (VRE) Textiles 0,10 en ambos hospitales y clínicas dentales a menudo son menos frecuentes en comparación con desinfectarse superficies duras y  a menudo no se limpian con la frecuencia  como se recomienda.

"Siempre considera  batas blancas y de color  como la ropa contaminada. No los uses fuera de la clínica y no los uses cuando vas a  comer ".

Por desgracia, el cumplimiento de los procedimientos de limpieza recomendados no siempre se sigue. Un estudio de los estudiantes de odontología mostró que el 81% se lava los uniformes menos de dos veces por semana, el 45% no se lava sus uniformes por separado, y el 79% no desinfecta su nombre impreso. En un estudio relacionado del personal del hospital, el 23% de los uniformes en estrecho contacto con los pacientes estaban contaminadas con Staphylococcus aureus, 18% del cual era resistente a la meticilina (MRSA).

Superficies continuamente activa

La adopción de superficies antimicrobianas es de interés creciente, tanto en hospitales y consultorios dentales como nueva forma de controlar la propagación de microbios infecciosos, al reducir la carga biológica en el entorno del paciente. En superficies duras, recubrimientos de cobre en las tablas de contacto frecuente y manijas de puertas han demostrado ser eficaces en la reducción de la carga microbiana,  técnicas similares están siendo analizadas para tejidos. Uniformes hechos de textiles tales tienen el potencial de ofrecer una eficacia similar con superficies duras antimicrobianos.

El investigador Gonzalo Bearman, MD, MPH, del Instituto de Higiene y Medicina Ambiental de la  Universidad Ernst Moritz Arndt en Greifswald, Alemania, dijo: "Si el uso generalizado utuliza  los antimicrobianos, es útil  a las actuales estrategias de prevención de infecciones, una mayor disminución en las infecciones hospitalarias pueden ocurrir mediante la limitación de la transmisión cruzada de patógenos a través de la ropa. "

Una empresa centrada en el desarrollo clínicamente probados textiles antimicrobianos es PurThread Tecnologías. Comenzando en la etapa de materia prima, la empresa es capaz de incluir un agente antimicrobiano antes de que el material se hila en hilo o la tela. Este método ayuda a proteger el tejido incluso después de lavado repetido y el uso. Además, la tela es suave y flexible, indistinguibles de los tejidos convencionales.

En la primera de su tipo estudio, un estudio de la Universidad de Iowa Carver College de Medicina encontrado PurThread cortinas de privacidad en el entorno del hospital tomó siete veces más tiempo para estar contaminada con bacterias potencialmente patógenas.


Mi mejor recomendación es ser muy estricto en la desinfección de superficies y usar batas desechables para proteger a nuestros pacientes y a nosotros.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mujer aspira fresa quirúrgica durante la cirugía de implante dental.