Jerry Rice y su salud dental.


Rice uno de los mejores jugadores de todos los tiempos de la NFL, tiene el primer lugar en algunos de los record más importantes de receptores  en el fútbol,   como recepciones  (1549), más partidos consecutivos con una recepción (274), más yardas ganadas (22.895) y la mayoría touchdowns de su carrera (197), por nombrar algunos.
Pero como un adolescente que crecía en Crawford, Mississippi, nadie había
 pronosticado una  asombrosa carrera de Rice en la NFL. Según Rice,
"Estaba jugando de  'pinta' en la escuela, y el director me vio", "Sólo me eche a correr" – y dijo más tarde,  "el director solo  pudo ver  mi chaqueta roja". "Después  se me informó que fuera a ver  al entrenador de fútbol. "
El entrenador también quedó impresionado con la velocidad de Rice y habilidades  con el manejo de la pelota. Tenía las manos especialmente fuertes,   formado a partir de trabajar con su padre, un albañil de profesión. Y aunque su madre se opuso inicialmente a su práctica del fútbol, tuvo que ceder después de ver que "Realmente le encantó el juego y puso todo su ser en el."
Durante su último año, Rice recibió un numero de cartas de las escuelas más importantes del estado de Mississippi a pocos kilómetros de la
carretera en Starkville. sin embargo, el decidió jugar para el Valley State University, en el corazón del Delta de Mississippi.
El entrenador Archie Cooley, fue el único entrenador que realmente vino a verme en
persona, "dice Rice.
Rice floreció como receptor durante su carrera universitaria, junto con el mariscal Willie Totten, apodado "Satélite", los dos
se conocían como "El expreso por satélite," Después de un comienzo incierto, Rice finalmente entro en la NFL,  en su primera temporada 1985 con los San Francisco 49ers, Rice jugo durante veinte temporadas en una profesión donde la duración de la carrera media es de cuatro, e increíblemente, desde 1985 a 1997, Jerry Rice nunca se perdió un juego
durante su carrera, Rice trabajó a lado de algunas de las más grandes estrellas del fútbol de los años ochenta y noventa. Un compañero de equipo
con el que tenía  un trabajo  cercano y  buena relación personal, fue con  el quarterback legendario San Francisco Joe Montana.
"Montana era realmente un estudioso del juego", dice Rice. "Sabía que no tenía un brazo estupendamente  fuerte, pero lo compensó por
análisis de la defensiva   y manejar  el balón rápidamente. ".
Uno de sus recuerdos favoritos fue el Super Bowl XXIII en 1989 contra los Bengalíes de Cincinnati en los 49's ganó en los  últimos treinta y cuatro segundos del juego, 20-16.
·         Rice también tuvo duros golpes por   parte  de sus oponentes. Rice dice que  Darrell Green y Deion Sanders fueron dos de los  mejores  jugadores de cobertura que le hicieron y que enfrentó, seguido por Steve Atwater de Denver y Dennis Smith.
Rice sobrevive a la NFL con el cuerpo - y sus dientes intactos
sorprendentemente, Rice no ha experimentado una lesión grave, hasta 1997, cuando dos graves lesiones de rodilla lo pusieron  al margen por primera vez en su carrera. Él atribuye su longevidad a la ética del trabajo que aprendí mientras crecía en una comunidad rural de Mississippi.
Para su familia, era "respetarse a  sí mismo de la manera correcta."
"El fútbol es un juego difícil - la clave está en ser capaz de mantener la concentración los cuatro cuartos  y tratar de conocer a  su oponente.
 Decidí desde el principio que yo sería el mejor atleta acondicionado e hice  lo que pude para evitar lesiones e ir por todo el partido ", dice Rice.
 
"Mis primeros diez años en la liga nunca me tomé unas vacaciones - seguí trabajando  durante toda la temporada."
No sólo  trabaja  en la temporada baja, estaba tan   dedicado que sus entrenamientos fueron programados para una hora determinada de cada día Y todo lo que consumia en su cuerpo se calculó perfectamente  para darle la mejor nutrición y energía posible. A su juicio el mantenimiento de su peso es una prioridad para él,  ser el atleta mejor acondicionado que podía ser. Calculó cada aspecto de su formación,  nutrición e incluso la cantidad de sueño que recibió para mejorar y perfeccionar su actuación.
"El fútbol puede ser brutal - lesiones, incluidos los de la cara y la boca, son un riesgo común para cualquier jugador." Rice también tuvo el  beneficio de los entrenadores de un equipo de fútbol profesional y equipos de protección para mantenerlo fuera de la lista de lesionados - y preservar su famosa sonrisa.
Eso no siempre fue así en sus primeros años en el fútbol.
"No había mucho enfoque en la protección de sus dientes en la escuela secundaria", dice Rice. "Había que comprar su propio protector bucal comercial, sin embargo, las cosas cambiaron cuando fui a la universidad. "
Afortunadamente, Rice sólo tiene  unas pocas lesiones dentales de consideraciones menores  - apenas un par de dientes astillados que se corrigieron con restauraciones pequeñas. Mientras jugo  en la NFL, el uso un protector bucal hecho a la medida y se convirtió en un paciente regular que visitaba  a su dentista - algo que él no lo habría hecho en su   juventud.
"Sólo fui al dentista cuando lo necesitábamos", dice Rice. "En ese entonces no me gustaba porque lo asocié con dolor ", dice riendo. También admite tener más miedo de ir al dentista que hacer frente a jugadores de fútbol americano de 300 libras en el campo.
¿Sus hijos heredaron la misma costumbre acerca de visitar al dentista? "Mis dos hijas tenía brakets, y todos mis hijos eran visitantes regulares al dentista. Creo que sólo creció en un ambiente en el que se trataba de una parte normal de la vida ir al dentista. "
Rice parece haber superado sus dudas acerca de principios de trabajo dental. Él va regularmente para limpiar y blanquear sus dientes  de manera  ocasional por una sonrisa más brillante"
Hay muchas cosas que me hace sonreír ahora - lo que he logrado cuando estaba en Bailando con las estrellas y mis otros
 los medios de comunicación ", dice Rice." Diría que, sin embargo, mi mayor alegría  son  mis hijos - Acabo de darme cuenta el otro día al
ver a mi hijo Jerry Jr. En su práctica de Futbol  con la
UCLA. Es genial verlos incursionar en el  futbol  ".
Cuando se le preguntó si pensaba que el baile  beneficiaría a  los jugadores de fútbol en su preparación para jugar, él contestó, "El baile es mucho más difícil de lo que se imaginan  y es ideal para el acondicionamiento. Muchos jugadores se beneficiarían de ella, especialmente para el equilibrio y juego de piernas. "
Rice pronto será elegible para entrar en el Salón de la Fama. La mayoría de los analistas cree que será una unanimidad, en primer lugar a la votación en el Hall De la Fama y muchos nos dirían que él es el mayor receptor de todos los tiempos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mujer aspira fresa quirúrgica durante la cirugía de implante dental.