Los cambios de presión puede causar dolor en los dientes durante el vuelo o el buceo.


No sólo el malestar o dolor  dental  se presenta en los buzos  de vez en cuando, sino también las personas que viajan en los aviones. El nexo común es  la respuesta del  organismo a los cambios de presión - baja presión de aire en la cabina de un avión y la creciente presión cuando te  zambulles  en  el mar. El dolor que sientes  se denomina "barotrauma" (baro-presión, el trauma - lesión) comúnmente se conoce como una "presión".
Este presión se producen cuando las presiones de fuera del cuerpo y el interior del cuerpo no se igualan. Todos los órganos del cuerpo (por ejemplo huesos, sangre, músculos) transmiten presiones por igual del exterior al interior, con los cambios en el ambiente (exterior - fuera del cuerpo) de presión. Sin embargo, los cambios de presión puede causar problemas en las estructuras del cuerpo que están llenos de aire y que están alineados con paredes rígidas, como los espacios del oído medio y las cavidades nasales del cráneo.
Usted probablemente ha notado cómo los oídos "hacen pop" cuando se cambia rápidamente de altitud, en un avión o incluso un coche. Tragar, bostezar, al mover la mandíbula  de un lado  y / o las ventanas nasales cerrados, mientras exhala con fuerza (conocida como la maniobra de Valsalva) son las formas más comunes para igualar la presión. Efectivamente lo que estamos haciendo con estas maniobras es "limpiar" o igualando la presión del aire en estas estructuras llenas de paredes rígidas - los espacios del oído medio detrás del tímpano y los senos.
Además, los senos tienen pequeños orificios (ostia) cerca de sus bordes inferiores, que permiten "limpiar" con los cambios en las presiones externas y también para drenar el líquido que se acumula en ellos. Cuando se inflaman y se hinchan como después de un resfriado o la gripe, estos "mucosas"  o  membranas se llenan de líquido (responsable de la sensación de pesadez  de  cabeza horrible).  Resulta entonces muy difícil  o  imposible de igualar la presión en estas estructuras a los cambios en las presiones externas.
Los senos mas grandes en el cráneo son los  paranasales localizados en el maxilar,  ubicado debajo de los ojos, al lado de la nariz. Es importante tener en cuenta que sus paredes más bajas son adyacentes a las raícez de los  dientes de atrás del maxilar. Esto es de vital importancia, ya que comparten la misma percepción de los nervios del dolor en los senos maxilares. Por ello no es raro que las personas que tienen un dolor de muelas  como consecuencia de la infección en los dientes posteriores superiores  sientan  dolor en los senos maxilares o viceversa, para las personas que tienen una infección en los senos  pueden  sentir dolor en los dientes. Esto se denomina "dolor referido" a causa de los nervios comunes o compartidos.
Si  tienes dolor intermitente o continuo en los dientes de nuevo, consulta a  tu  dentista.  Cualquier defecto en una restauración o  en un diente  puede atrapar el aire, que en teoría puede llevar a un dolor de muelas,  causado por los cambios de presión que conduce a una contracción - hay incluso un nombre específico para esto - Barodontalgia (baro-presión, odonto-diente, algia-dolor o trastorno). De hecho, la primera señal de un diente dañado o fracturado puede ser una respuesta de dolor a cambio de presión.
Morder con fuerza en una boquilla (a la que los tubos de respiración o el regulador se adjuntan) también ha sido reportado como causante de los problemas dentales, incluso que algunos describen como "síndrome de la boca del buceador." La mayoría de las boquillas disponibles en este deporte son  de tamaño estándar  - sobre todo dos o tres tamañas estándares diseñados para adaptarse a todos los tamaños de la boca. Es común que se ajustan bien y pueden incluso conducir a laceración de las encías, dolor en los dientes de morder con fuerza (una boquilla no es algo que queremos perder en profundidad), o incluso el dolor de la articulación temporomandibular (también conocido como DTM  disfunción- temporo-mandibular disfunción ).
En pocas palabras - ir a visitar a tu dentista, descartar cualquier enfermedad de las encías, caries, empastes de dientes  fisurados o TMD y como causa de su problema. Considere la posibilidad de una boquilla  para buceo personalizada.  Si los síntomas persisten  en los senos, consulte a su médico.

Comentarios