Los dientes que se pierden pueden acelerar el riesgo para la demencia


Cuanto más dientes se pierden en los adultos mayores, más probabilidades habrían de desarrollar demencia, incluyendo la enfermedad de Alzheimer, en los próximos años, según sus hallazgos.
Después de notar las deficiencias en la metodología de estudios anteriores, los investigadores querían crear un diseño de estudio más científicamente sólido. Los investigadores siguieron a miles de adultos japoneses durante cinco años para estudiar la asociación entre dientes perdidos y demencia, y publicaron sus hallazgos en el Journal of American Geriatrics Society (8 de marzo de 2017).
Los autores del estudio plantearon la hipótesis de cuatro razones por las que un menor número de dientes podría estar asociado con un mayor riesgo de demencia:


La mala masticación de una mordida anormal puede reducir el flujo de sangre al cerebro, dando por resultado el desarrollo de demencia.
Problemas al masticar alimentos debido a la pérdida de dientes puede resultar en una dieta pobre, lo que puede aumentar el riesgo de demencia.
La inflamación crónica, que puede causar la pérdida de dientes, también puede conducir a la demencia.
Una salud bucal deficiente puede indicar una mala salud general con el paso del tiempo, y una mala salud en general puede ser un factor de riesgo para la demencia.

"Los resultados ponen de relieve la importancia clínica de promover y apoyar las oportunidades de atención y tratamiento dental, especialmente en términos de mantenimiento de los dientes desde una edad temprana para reducir el riesgo de demencia"

Comentarios